Blog sobre las novelas de espionaje creadas en España. Spy novels made ​​in Spain

jueves, 15 de septiembre de 2022

Ya no vuelan cometas en los Cerros del Viento

 Ya no vuelan cometas en los Cerros del Viento.



Edit: ‎ Universo de Letras
Tapa blanda‏: ‎ 346 páginas
ISBN-10: ‎ 8417274308
ISBN-13: ‎ 978-8417274306
2018

Sinopsis:


En febrero de 2005, al filo de la medianoche, el Windsor, de treinta y dos plantas, uno de los edificios más emblemáticos de Madrid quedaría reducido a cenizas. Ya no vuelan cometas en los Cerros del Viento, obra escrita por Eduardo Guibelalde, va más allá del género de novela negra y gira en torno al misterioso suceso ocurrido en el corazón económico de Madrid. Una trama donde se cruzan un pertinaz y arrogante agente del CNI, un profesor de Matemáticas, cuyo corazón sigue roto por la pérdida de su esposa, el diario de esta, los hijos de ambos y, finalmente, una prostituta de lujo, de turbio pasado, que vive al filo de la navaja y cuyo horizonte vital es tratar de sobrevivir en una jungla, lo que a veces consigue a duras penas.

El autor:


Eduardo Guibelalde del Castillo es un profesor y escritor nacido en Madrid  (España) en 1960. Residió en Toledo durante su juventud. Actualmente es Doctor en Ciencias Físicas por la Universidad Complutense de Madrid donde ejerce como catedrático. Autor y coautor de numerosos artículos científicos y de divulgación. Ya no vuelan cometas en los Cerros del Viento fue su primera novela.


Comentario/Reseña:

El misterio de lo sucedido en el incendio del edificio Windsor es muy atractivo y nos encontramos frente a una novela que se basa en ese hecho para urdir una trama de conspiraciones y espionaje. Como tal, este libro de Guibelalde del Castillo publicado en 2018 recuerda mucho a Cazar al Capricornio de Francisco Castillo, de 2009, que empieza con el mismo hecho y tiene parecidos elementos, pero no dejan de ser historias distintas. Dejo al lector que elija cuál le gusta más.

Escrito con prosa erudita, el autor crea una historia con diferentes tramas paralelas que se entrecruzan en escenarios minuciosamente detallados, al igual que detalladas y largas son las escenas de sexo. Eso, puede que a no todo el público le guste, a la par que las disquisiciones filosóficas que el autor, hombre culto, entremete dentro de la narración de forma frecuente.


0 comentarios:

Publicar un comentario